Nuestra Señora de la Esperanza Coronada
Secretaría
Cultos
Bolsa de Caridad
Hermandad
Saludo del Hermano Mayor
Historia
Reglas
Junta de Gobierno
Corporación
Inicio
Estación de Penitencia
Pasos
Enseres
Cofradía
Nuestro Padre Jesús del Gran Poder
María Santísima de la Esperanza Coronada
Titulares
Galerías de Fotos
Videos
Descargas
Multimedia
Contacto
Nuestra Señora de la Esperanza Coronada Castillo Lastrucci (1942)
La Virgen de la Esperanza es una imagen de candelero de base ovalada y escultura en madera policromada para vestir. Fue gubiada por D. Antonio Castillo LastrucciI en 1943 en madera de cedro y mide 1,61 mts y tuvo un coste de 3.000 pts. El tono de la policromía es cálido, con encarnaciones morenas, lo que hace resaltar, aún más, su encanto de Virgen-niña, pleno de pudor, en contraste con la profunda tristeza que expresan sus ojos. Podríamos considerar esta imagen como un claro ejemplo del tipo de dolorosas de Castillo denominado “castizo sevillana”.

En el rostro de "La Esperanza", Castillo plasmó las facciones de una "veinteañera" de negros ojos de cristal y profunda mirada. Las cejas son rectas, con un entrecejo que determina su sereno dolor. La nariz es recta y de correctas aletas.

La boca, de labio inferior algo pronunciado, aparece perfectamente modelada y dibujada con un rictus de dolor que contrae el labio superior, quedando entreabierta, lo que permite observar la talla de la dentadura superior. El mentón aparece acentuado y el cuello está perfectamente anatomizado.
La cabeza queda levemente inclinada sobre el lado derecho, siguiendo la dirección de la mirada. Su candoroso rostro queda estigmatizado por la presencia de tres lágrimas, grafismo propio de Castillo, dos en la mejilla derecha y uno en la izquierda. En la mano derecha lleva asido un pañuelo.

Cabe destacar que a finales del siglo XVII y principios del XVIII las vírgenes eran dolorosas, mujeres maduras sufrientes, aunque idealizadas en el dolor. El Barroco trae una dulcificación de esos rostros, y también un aniñamiento. Sin embargo no es hasta el romanticismo, con Juan de Astorga cuando aparecen las llamadas, en el argot escultórico, vírgenes globito, imágenes de cara redonda, de apariencia casi infantil. Sin embargo, ya en el siglo XX, Castillo Lastrucci imprime un giro en esta tendencia y talla vírgenes que toman como canon de belleza al de la mujer andaluza, mujeres guapas, de ojos grandes.
Esta evolución de la imaginería y el papel fundamental que jugó Castilla Lastrucci hacia las vírgenes inspiradas en mujeres andaluzas fue acogido con gran entusiasmo, prueba de ello fue la gran cantidad de imágenes que realizó no sólo para Sevilla y Andalucía sino para muchas otras ciudades españolas e incluso en el extranjero. La imagen de una mujer del pueblo sublimizada en su belleza sobre los pasos llega directamente a los sentimientos porque se percibe como cercana por todos.
El 15 de octubre de 2011, en la Parroquia de Nuestra Señora de la Misericordia, tuvo lugar la Coronación Canónica de Nuestra Señora de La Esperanza.

La Coronación Canónica, fue oficiada por el Señor obispo de la diócesis, D. Rafael Palmero y se contó con la presencia no sólo de todas las hermandades de Semana Santa de la ciudad, sino también de hermandades venidas de Sevilla, Salamanca, Madrid, Granada y Ciudad Real, del mismo modo las hermandades de la provincia alicantina cuya advocación principal es la de La Esperanza, así como las de Calasparra, Jumilla y Yecla.

SM la Reina de España Doña Sofía ostenta el cargo de Camarera de Honor de la Esperanza y fue la Madrina de Honor de la Coronación Canónica.

La pregonera de la Coronación fue la Excma. Alcaldesa de Alicante Dª. Sonia Castedo Ramos.

En la mañana siguiente, domingo 16 de octubre, debido a la lluvia que impidió se realizara a continuación de la solemne misa de coronación, tuvo lugar una salida extraordinaria en procesión, a la SI Concatedral de San Nicolás, de Nuestra Señora de La Esperanza Coronada, siendo ésta la única ocasión en que Nuestra Señora ha procesionado de día.

Cabe destacar que Nuestra Señora de la Esperanza es la primera imágen dolorosa de la Semana Santa alicantina que ha sido coronada.