Secretaría
Cultos
Bolsa de Caridad
Hermandad
Saludo del Hermano Mayor
Historia
Reglas
Junta de Gobierno
Corporación
Inicio
Estación de Penitencia
Pasos
Enseres
Cofradía
Nuestro Padre Jesús del Gran Poder
María Santísima de la Esperanza Coronada
Titulares
Galerías de Fotos
Videos
Descargas
Multimedia
Contacto
Saludo del Hermano Mayor
Estimados hermanos y hermanas en Cristo:

Hace ya más de un año que esta nueva Junta de Gobierno tomó posesión y me gustaría aprovechar estas líneas que la nueva Página Web me facilita para, una vez más, ponerme a vuestra disposición en todo lo que repercuta en el beneficio de nuestra Corporación Nazarena.

En primer lugar me gustaría haceros participes del placer, satisfacción y orgullo, que para este Hermano Mayor supondría el teneros como hermanos, participativos e integradores, dentro de la vida cotidiana en nuestra "casa" de la Parroquia de la Misericordia. Este hecho supondría un enriquecimiento social importante para complementar el trabajo habitual que se realiza en la misma.

Nos gustaría poneros como ejemplo la magnífica labor que se ha realizado por parte de los Hermanos en la pasada Estación de Penitencia, donde cerca de trescientos hermanos colaboraron al unísono en dar testimonio público de nuestra fe cristiana, amor, respeto y orgullo a nuestros titulares y compromiso con la ciudad de Alicante. Esto es digno de alabanza y de felicitación, y en definitiva es el sentimiento y compromiso que esta Junta pretende conseguir de todos vosotros.

También, quisiéramos motivaros para que asistáis a todos los Actos y Cultos que celebramos en la Hermandad. Desde esta Junta de Gobierno, somos conscientes de las dificultades que conlleva el compaginar nuestra vida familiar, profesional y espiritual, pero ello, no exime de eludir el compromiso y deber que adquirimos con nuestra Corporación en el momento que decidimos pertenecer a la misma.
Finalmente, concluyo, volviendo a remarcaros el espíritu de servicio y atención que esta Junta de Gobierno debe de tener hacia todos vosotros, debiendo de ser nuestra mayor reseña para el bien de nuestra Cofradía, así como pediros el respeto, la confianza y el apoyo que, como hermano vuestro, deseo y apremio en cada uno de vosotros, en una labor, que os puedo garantizar, es complicada de afrontar sin vuestra complicidad y colaboración.

Sin más, recibid mi más sincero y fraternal abrazo en Dios y que nuestra Bendita Madre, en sus advocaciones de Misericordia y Esperanza, nos guarden y guíen en los próximos años, para que nos otorguen toda clase de parabienes en pro de nuestra querida y amada Hermandad.